El D’A vuelve a las calles

Después de una edición que tuvo que ser online, pero se saldó con un éxito rotundo, el D’A Film Festival vuelve, del 29 de abril al 9 de mayo, con un pie en Filmin y la voluntad de volver a llenar las calles de Barcelona con colas cinéfilas ávidas de una programación exquisita: Tsai Ming-liang, Nobuhiro Suwa, Emmanuel Mouret… y el impulso colectivo del otro cine español. 

Las cosas que decimos, las cosas que hacemos (Emmanuel Mouret)

Año 2020: el Festival de Cinema D’Autor de Barcelona supo reaccionar a tiempo, y cuando apenas había llegado la pandemia se convirtió en el primer festival español que apostó por una edición online a modo de solución de urgencia. Una maniobra que, como nos cuenta Carlos Ríos, su director, «se coronó con unas cifras que no volverán a repetirse, ni en el D’A, ni en ningún otro festival. Hablamos de 219.000 visionados, unos 350.000 espectadores. Ahora las cosas han cambiado, hemos entrado en una fase de cansancio digital, y necesitamos volver a las salas». Es más, a los tradicionales espacios del evento (CCCB, Zumzeig, Filmoteca de Catalunya), se suma el emblemático Renoir Floridablanca, para lo que será una edición híbrida: el 100% de la programación, de más de 65 largos, se verá en pantalla grande, pero un 80% también podrá seguirse en Filmin, para paliar las consabidas reducciones de horarios y aforos. Lo mejor de la programación también se proyectará, por primera vez y sólo del 6 al 11 de mayo, en los cines Renoir de Madrid. 

El D’A nació como un regalo para la cinefilia barcelonesa, ofreciendo lo último de los grandes autores globales, así como nuevos descubrimientos, y creando uno de los foros más importantes del país para las nuevas generaciones del cine español, que tantas satisfacciones nos ha deparado. En cuanto a los grandes nombres, el catálogo del D’A 2021 vuelve a ser abrumador: Kelly Reichardt (First Cow), Emmanuel Mouret (Las cosas que decimos, las cosas que hacemos), Tsai Ming-liang (Rizi), Abel Ferrara (Siberia), Nobuhiro Suwa (El teléfono del viento), Josephine Decker (Shirley)... En fin, palabras mayores. En lo que respecta nuevos descubrimientos, Ríos recomienda muy especialmente Berlin Alexanderplatz, de Burhan Qurbani, «que es una versión muy contemporánea y pop del clásico de Döblin, y que pasó injustamente desapercibida por la Berlinale». 

A los tradicionales espacios del evento (CCCB, Zumzeig, Filmoteca de Catalunya), se suma el emblemático Renoir Floridablanca, para lo que será una edición híbrida: el 100% de la programación, de más de 65 largos, se verá en pantalla grande, pero un 80% también podrá seguirse en Filmin. Lo mejor de la programación también se proyectará, por primera vez y del 6 al 11 de mayo, en los cines Renoir de Madrid

Berlin Alexanderplatz (Burhan Qurbani)

En la Antigua Normalidad, el D’A manejaba un presupuesto de unos 350.000 euros (esta vez algo menguado, debido a la crisis, que afecta a los patrocinios), netamente inferior a festivales medio grandes como los de Sevilla o Gijón, que están en torno al millón de euros, pero se hizo un lugar en el mapa asegurando no pocos estrenos nacionales, siendo la mayoría del resto de la programación inédita en Catalunya. Así, esta edición arrancará con Adiós, idiotas, de Albert Dupontel, «una comedia protagonizada por él mismo y la gran Virginie Efira, que ha sido un auténtico fenómeno en Francia, porque es para reírse de verdad, que buena falta nos hace», y la retrospectiva estará dedicada a la polaca Malgorzata Szumowska, «una cineasta muy accesible, pero que ha pasado un poco desapercibida por navegar entre las dos aguas del público y la crítica». 

También se verán estrenos mundiales como Mia y Moi, con Bruna Cusí, que competirá por el Premio Talents (dotado con 10.000 euros), y algunas de las películas de Un impulso colectivo, la sección que cada año nace de una intensa correspondencia entre Ríos y el crítico Carlos Losilla, entre las que llama la atención La vida era eso, el debut de David Martín de los Santos, que protagonizan Anna Castillo y Petra Martínez. Siempre en cuanto a la cosecha nacional, Ríos destaca una película que ya tiene mucho recorrido, pero que señala como la gran sorpresa del año: Karen, de María Pérez Sanz, «una película que se inspira en la vida de la escritora Karen Blixen, con una estupenda Christina Rosenvinge, y que no se rodó en África, sino en Extremadura. Es magnífica. Calidad superior». Justo hoy añaden otra tanda de grandes títulos que cierran la programación al completo. Entre ellos: The woman who ran (Hong Sangsoo) o la versión restaurada de la totémica Goodbye, Dragon Inn. Así D’A gusto. dafilmfestival.com

First Cow (Kelly Reichardt)
Siberia (Abel Ferrara)
Malmkrog (Cristi Puiu)
The woman who ran (Hong Sangsoo)