12 joyas del nuevo cine europeo gratis online

Hasta el 31 de diciembre, el festival de cine europeo ArteKino, de arte.tv ofrece la posibilidad de descubrir, en VOSE, doce películas europeas seleccionadas por Olivier Père, el hombre vestido de blanco del cine de autor europeo. No sólo es totalmente gratis, sino que además hay premios para los participantes. Por Philipp Engel

La mítica cadena francoalemana arte fue durante años la envidia del resto de Europa. Pero ya está disponible en seis idiomas, incluido el español. La mitad de los contenidos de la cadena son documentales, y un 19% películas de ficción. Cualquier cinéfilo ha visto en cientos de ocasiones el logo de la cadena al inicio de películas tan emblemáticas como las recientes Titane, Annette o La isla de Bergman, así como las ya clásicas Melancolía, Holy Motors o L’Apollonide

Arte France Cinéma invierte cada año nueve millones de euros en la producción de 20 largos de ficción y tres documentales. Ya son más de 500 con el logo de la cadena. Desde 2012, al frente de Arte France Cinéma está el marsellés Olivier Père, que tomó las riendas de la productora de la cadena tras dirigir la Quincena de Realizadores de Cannes y el Festival de Locarno, un mito vivo del mejor cine europeo, siempre vestido de blanco, que también es el alma del Arte Kino

Los participantes podrán votar al Premio del Público, y optar a uno de los tres premios, que son una bicicleta cinéfila, y viajes a los festivales de Berlín y Cannes. 

LA SELECCIÓN 2021

Père ha seleccionado esta docena de películas en festivales de tanto prestigio como los de Locarno, Venecia, la Berlinale o el festival D’A de Barcelona, donde ya vimos la sencilla pero inquietante Nocturnal, de la británica Nathalie Biancheri. También tenemos Uppercase print, el penúltimo largo del prestigioso cineasta rumano Radu Jude, que acaba de ser objeto de una retrospectiva en el Festival de Gijón, y siempre anda a satíricas vueltas con la traumática historia de su país. 

Sorprendentemente no hay ninguna película francesa en la selección, aunque la francofonía mantiene el listón alto con la belga Petit samedi, de Paloma Sermon-Daï, que debuta en largo con esta historia sobre un hombre en contra de sus demonios más tóxicos. No es la única mujer tras la cámara. De hecho, la mayoría de los cineastas seleccionados de sexo femenino.

La polaca Karolina Bielawska cuenta en Call Me Marianne la batalla de una mujer de 40 años que litiga para poder cambiarse de sexo; la ucraniana Masha Kondakova muestra en el documental Inner Wars a las compatriotas que han tomado las armas contra los rusos; la rusa Marysia Nikitiuk habla en When The Trees Fall, de las vicisitudes de una chica casada con un delincuente; la suiza Karin Heberlein cuenta el primer verano después de acabar el instituto de un grupo de adolescentes en Sami, Joe and I, mientras que la italiana Sara Summa cuenta, en Gli ultimi a vederli vivere, el último día en esta vida de toda una familia que vive aislada más allá de los olivos. También está Süheyla Schwenk, que nació en Suecia, creció en Turquía y vive en Alemania, y debuta con Jiyan, sobre refugiados sirios en Berlín, la misma ciudad donde viven, aunque en un barrio mucho más acomodado, los protagonistas de LOMO: The Language of many others, el debut de Julia Langhof, que lidia con el lado más oscuro de la adolescencia. En resumen, no cabe duda de que el futuro del cine europeo es mujer, y que habla no menos de seis idiomas.