«En la NBA no se entiende el humor de Woody Allen»

Es posiblemente el mejor deportista español de todos los tiempos, el que triunfó allá donde antaño la mera presencia de un español era poco más que una utopía, un mito reservado a Fernando Martín. Pau Gasol ha triunfado en la NBA y no en cualquier plaza, los exigentes Lakers son el equipo de Hollywood, donde los jugadores tienen que soportar los gritos de Jack Nicholson partido tras partido. Pero sobre todo, Gasol representa un carisma, un temple que le han convertido en uno de los españoles más queridos en todo el mundo, e incluso a pasar a la pequeña pantalla actuando en C.S.I. o en Numbers. ¿Pasará de aquella publicidad en la que rompía una canasta en un instituto a la gran pantalla? De Bardem y Pe a Plácido Domingo, de Shaquille O’Neal a Steven Spielberg, hemos querido saber cómo es la vida de un español en la meca del cine.

Por Fernando Ganzo

¿Se nota en Los Ángeles Lakers la cercanía de Hollywood?

Claro que se nota y mucho. Un gran número de actores, actrices, directores, productores y gente de la profesión son asiduos a nuestros partidos. En los Lakers, esa combinación de competición y espectáculo que es tan potente en la NBA lo es todavía más, así que muchas celebridades suelen acudir a vernos. Gracias a jugar para los Lakers he tenido la posibilidad de conocer a muchos actores y actrices así como a gente del mundo del cine, y aunque tendamos a «endiosarlos» la mayoría de ellos son gente cercana y normal. Eso sí, si por ejemplo Jack Nicholson, que siempre ve nuestros partidos en primera fila, se pone histérico ante un fallo, en plan El resplandor, peli con la que lo pasé muy mal pero que me encanta, yo ni me doy cuenta: cada cosa tiene su momento y cuando estoy jugando sólo pienso en el partido. Esta liga exige tanta concentración que no tengo ni tiempo para distraerme con otras cosas.

Otro detalle curioso es que, aunque muchas de las series y películas se rueden fuera de L.A. o en platós, durante estos años me he cruzado con varios rodajes en distintos lugares de la ciudad. Además suelo coincidir con gente del mundo del cine en restaurantes y otros actos sociales. 

¿También españoles? ¿Sueles quedar con alguno?

Sí, tengo buena relación con Antonio Banderas, con Penélope Cruz y Javier Bardem, con Paz Vega… Suelo ir a cenar con ellos. También mantengo una relación cercana con el Maestro: Plácido Domingo.

¿Y entrar en el mundo del cine? ¿Cómo ha sido tu breve experiencia como actor televisivo, por ejemplo en C.S.I.?

A pesar de que no fuera una experiencia nueva, porque había participado anteriormente en otra serie, Numb3rs, C.S.I. Miami era una emisión que veía con asiduidad y realmente me lo pasé muy bien. Además no se trataba de un cameo, era un verdadero papel, donde ni siquiera tenía que interpretar a un jugador de baloncesto. Por decirlo así, tuve que hacer de actor «de verdad». Disfruté viendo las tripas del rodaje y luego fue divertido verme en televisión. La interpretación me atrae. Si tuviera la oportunidad, y siempre que no interfiriera con mi carrera profesional, me gustaría interpretar un papel con un rol diferente a jugador de baloncesto, es decir, no hacer de mí mismo.

¿Con qué director?

Me gustan mucho Spielberg, Ridley Scott, Amenábar y Trueba, entre otros. Ahora, siendo consciente de que son de los mejores, probablemente aceptaría con el que me diera la oportunidad de hacerlo en un proyecto serio y de calidad. En cualquier caso, dentro la NBA el mejor actor con el que me he topado es Shaquille O’Neal. Realmente gracioso.

Si tuviera la oportunidad, me gustaría interpretar un papel con un rol diferente a jugador de baloncesto, es decir, no hacer de mí mismo.

El antiguo entrenador de los Lakers, Phil Jackson, no sólo es uno de los mejores entrenadores de todos los tiempos, sino que es casi un guía espiritual y cultural. ¿Os recomendaba películas?

A Phil le gusta el cine, pero se centra más en la lectura. A nosotros, para incentivarnos y sabiendo que los jugadores no son grandes lectores, nos solía recomendar y regalar libros. Por ejemplo, a mí me regaló Fiesta de Hemingway, y 2666, de Roberto Bolaño. En Estados Unidos la gente va más al cine que en España, es como un acto social. Aparte de esto, diría que la principal diferencia entre aquí y allí estriba en las dimensiones de los cines (edificio, sala, pantalla, etcétera), ya que son extremadamente más grandes. Yo suelo ir siempre que tengo ocasión, tanto en Los Ángeles como en alguna de las ciudades a las que viajamos a jugar. Antes de cruzar el charco, ya en Barcelona, iba frecuentemente al cine con mis amigos. Midiendo 2m15, siempre intento, más aún si voy con mi hermano Marc, buscar sitios donde molestemos lo menos posible pero obviamente muchas veces se me han quejado, sobretodo en España, ya que, como te decía, en los Estados Unidos los cines son bastante más amplios. El gran cambio desde que empecé a vivir en los Estados Unidos es que veo todas las películas en versión original, cosa que en España es más bien la excepción. Puede parecer poca cosa, pero creo que de no hacerlo así no puede apreciarse realmente la esencia de la película. Por otra parte, al conocer la cultura americana también entiendes el porqué de muchas cosas que viviendo en Europa se te escapan.

Y dentro de la NBA, ¿a la gente le gusta el cine? Varios Lakers fuisteis a ver Lincoln, de Spielberg, según contó Antoni Daimiel en Canal+ (¡Señalando que había algunos que se sorprendieron cuando lo mataban!)…

Sobre todo durante las giras, los jugadores solemos ir juntos al cine. Es una forma de relajarse y de abstraerse del viaje y de la presión de la competición cuando estás fuera de casa. Además ayuda a «hacer equipo». Y claro, en los vuelos. Los desplazamientos son larguísimos durante la liga. Son muchas horas de avión y tienes tiempo de ver películas o tus series favoritas tanto en DVD como en iTunes o Netflix. Diría que quizás se vea más cine en la NBA que en la liga española, por ejemplo. Por la duración de la temporada y por el tiempo que uno pasa fuera de casa. Quizás los jugadores extranjeros que juegan en España piensen distinto… Luego hay conflictos de gustos. Últimamente casi no me atrevo a decir que me gustan las últimas películas de Woody Allen. La mayoría de jugadores aquí no entienden su humor, pero a mí me parece que sigue estando muy en forma.

Me gustan mucho Spielberg, Ridley Scott, Amenábar y Trueba. De actores y actrices, Anthony Hopkins, Kevin Spacey, Jack Nicholson, Meryl Streep, Sharon Stone y Charlize Theron. Eso sí, el mejor actor con el que me he topado en la NBA es Shaquille O’Neal.

En realidad, utilizar el avión es una lástima en los EE.UU. Luis Buñuel, cuando fue a hacer cine a Hollywood, se quedó alucinado al cruzarlo en tren. Decía que es el país más hermoso del mundo…

Claro. Pese a que he viajado muchísimo por Estados Unidos, en avión poco se puede apreciar. Nunca viajamos en tren, y prácticamente nunca en autobús ya que no tiene sentido así que no he podido disfrutar de sus maravillas. Por desgracia, porque no hay que olvidar que es un país del tamaño de toda Europa con una diversidad y una riqueza natural enormes.

¿Alguna película tiene cierto peso en la cultura baloncestística en los EE.UU.? Al modo que lo tiene Scarface, de Brian de Palma, en la cultura hip hop…

Diría que en el mundo del basket no hay una película de culto pero películas de ambiente de baloncesto como Los blancos no la saben meter, Entrenador Carter o Camino a la gloria tuvieron su momento, son distraídas y te aseguro que han sido vistas por todos los jugadores de la NBA. Personalmente, Hoosiers, con Gene Hackman, me parece una muy buena película sobre el baloncesto. Si seguimos con mis gustos, más allá del baloncesto, hay dos películas que me han gustado mucho y que, aunque no pueda decir que me hayan inspirado en mi carrera deportiva, sí podría decir que me han marcado. Se trata de La vida es bella de Roberto Benigni y La lista de Schindler de Spielberg.

Segunda Guerra Mundial…

Sí, pero aunque las dos se desarrollen en la Segunda Guerra Mundial y sean de temáticas similares, centradas en el holocausto, los enfoques me parecen totalmente distintos. En su momento me afectaron, me hicieron pensar mucho. Luego, si tuviera que decir alguna película que no haya soportado, que me haya aburrido mucho, tendría que decir Mars Attacks! de Tim Burton.

Antes de ir a la NBA te llamaban «E.T. El Extraterrestre»…

Sí, me parecía divertido y al ser un personaje popular para niños y adultos, al que todos apreciaban porque en la película se hacía querer, no me molestaba en lo más mínimo. Eso sí, ese apodo, inventado por el malogrado comentarista de televisión Andrés Montes se usaba sólo en España. En Estados Unidos la cosa sigue siendo bastante cinematográfica en cuanto a mis apodos: algunos medios y fans me llaman «The Spaniard», que era como llamaban al protagonista de Gladiator cuando luchaba en la arena. Lógicamente es una forma de destacar mi capacidad de lucha y también de dónde provengo, así que tampoco me molesta en absoluto.

¿Una película de mi vida? Que la dirija Spielberg y me interprete Hugh Jackman

Y si un estudio quisiera adaptar tu vida al cine, ¿quién te gustaría que la dirigiera? ¿Y qué actor para tu papel?

Me gusta ser discreto con mi vida privada, así que no veo muy cercana la posibilidad de que alguien la adapte al cine. Pero si he de darte nombres, me gustaría que la dirigiera Spielberg, y que la protagonizara alguien que tuviera algo de parecido físico, ¿quizás Hugh Jackman? Hay muchos actores que me encantan, me costaría decir quién es mi actor favorito. Tal vez diría Anthony Hopkins, pero también están Kevin Spacey, el propio Jack Nicholson… En cuanto a actrices, las que más me interesan son Meryl Streep, Sharon Stone y Charlize Theron.

¿Se vive bien en Los Ángeles?

A mi parecer sí, es muy buen lugar para vivir. Muy extensa, con muy buen clima y con mucha diversidad para todo tipo de gente. Creo que es una muy buena ciudad y de hecho ya me empiezo a sentir como un «local». En cuanto a la presencia del cine, hay otras ciudades en Estados Unidos que desprenden algo muy cinematográfico. Yo diría que Chicago y San Francisco sugieren el cine. Una por las películas de gánsteres, y la otra por aquella época de Steve McQueen, Alcatraz…

Entrevista publicada originalmente en el número de Septiembre de 2013 (Sofilm nº 4)