Estados Unidos: El peliculón

(America: The Motion Picture)

  • Director: Matt Thompson
  • Guion: Dave Callaham
  • Género: Comedia
  • País: EEUU
  • 98 minutos
  • Disponible en Netflix

George Washington debe reunir a un grupo de luchadores revolucionarios para combatir al tiránico Rey James. 

Por Roberto Morato

Hace casi 15 años dentro de Funny or Die, la plataforma de vídeos cómicos creada y apadrinada por Will Ferrell y Adam McKay, se estrenó una pequeña webserie llamada Drunk History.  Las sencillas piezas de humor consistían en un narrador que recapitulaba algún pasaje célebre de la historia americana con un alto grado de toxicidad en la sangre mientras una recreación protagonizada por actores famosos se iba sucediendo con el mismo tono etílico. La popularidad de la serie fue tal que Comedy Central no tardó en adaptar el formato y rodar su propia versión que se extendió durante 6 temporadas. Imbuidos por el mismo espíritu transgresor, el dúo creativo Lord & Miller producen América: El Peliculón, una reescritura animada de los hechos que llevaron a la Declaración de la Independencia de Estados Unidos en tono descaradamente juvenil y socarrón. Si Drunk History era la versión etílica de la historia su país, América: El Peliculón es el equivalente “bro”, la filosofía por la que se rige la vida de Michael Bay. 

«Reescritura animada de los hechos que llevaron a la Declaración de la Independencia de Estados Unidos en tono descaradamente juvenil y socarrón. Más cerca de la parodia cinematográfica de la factoría ZAZ por su brutal capacidad de encadenar gags y sus múltiples juegos lingüísticos que de la sátira política»

Más cerca de la parodia cinematográfica de la factoría ZAZ por su brutal capacidad de encadenar gags y sus múltiples juegos lingüísticos que de la sátira política, el realizador Matt Thompson y el guionista Dave Callahan construyen un imposible blockbuster en torno a la imaginería patriótica de Estados Unidos. Con la complicidad absoluta de un reparto de voces en estado gracia, George Washington, a quien presta su voz Channing Tatum, se convierte en un héroe de acción armado a base de estupidez y motosierras que es capaz de embarazar a Martha Washington segundos después de copular con ella o Sam Adams, el bro patriótico definitivo, reducido a garrulo consumidor de cerveza encarnado por un delirante y siempre genial Jason Mantzoukas.

La complicidad con el espectador depende en buena medida del cariño que se le tenga al casting vocal de la película porque bien es cierto que más allá de la propuesta inicial, la metralleta de gags referenciales y la ruptura con la historia oficial no acaba de funcionar todo lo bien que debería. Hay un límite de chistes repetitivos de pollas que uno es capaz de soportar sin torcer el gesto. Afortunadamente, la animación, reminiscente a la mejor época de Adult Swim o al mismo Archer —el director Matt Thompson viene directamente de la serie— logra levantar de manera esporádica el conjunto como en la espectacular secuencia de combate final que ridiculiza por inverosímil todas las grandes secuencias de acción del cine contemporáneo y que se completa con una alucinada rendición del Free Bird de Lynyrd Skynyrd como verdadero himno de América. Lo que la ideología ha separado, siempre lo puede unir la farra. 

  • Montaje: Christian Danley
  • Música: Mark Mothersbaugh
  • Distribuidora: Netflix