Sofilm #84 – Van Damme

6,80

19 disponibles

Ya en quioscos y en digital a través de Kiosko y Más

Ruben Östlund

Fuera de cuadro. Cínico y moralista para algunos, truculento y satírico para otros, el cineasta sueco Ruben Östlund ha ganado este año su segunda Palma de Oro (tras The Square en 2017) gracias a El triángulo de la tristeza, una fábula explosiva sobre la lucha de clases moderna. Encantado con la idea de no complacer a todos, Östlund nos habla de la economía de mercado, del mundo de la moda y de la falta de cultura de los políticos en Suecia.

Los hechiceros de Saloum

Reportaje. Con Saloum, la primera película del estudio senegalés Lacmé, el director Jean-Luc Herbulot y la productora Paméla Diop han querido contar las leyendas, los monstruos, los mitos, los héroes, todo lo que no se muestra de África. Una mirada a la realización del primer thriller de terror de Senegal, que bien podría sentar las bases de una industria en el país.

Adèle Exarchopoulos 

Entrevista. Hace casi diez años, llegó al mundo del cine como un cometa. Con su cara de muñeca y la resolución de una profesional, recibió una excepcional Palma de Oro de manos de Steven Spielberg, junto a Abdellatif Kechiche y Léa Seydoux, por su actuación en La vida de Adèle. Ahora que este mes vuelve a la cartelera con otro hit de Cannes, Los cinco diablos (21 octubre en salas), la actriz, autodidacta, recuerda con serenidad, luciendo un chándal rosa y con un cigarrillo en los labios, su carrera como «chica de al lado».

Vincent Lindon

Entrevista. Son las cuatro de la tarde y Vincent Lindon no ha comido nada en todo el día. Entre dos grandes cucharadas de tabulé de pollo, nos envuelve con su voz ronca de varias horas de debate, con algunas zonas de turbulencia: su carrera, su vida en rodajes, sus modelos Delon y Depardieu, la política… Siempre sin tapujos.  Un manojo de nervios con camisa azul, exclama, vitupera, susurra, pasa de un tema a otro, se levanta de repente para imitar a alguien, recrea con avidez diálogos cotidianos… A sus 63 años, la estrella del cine europeo, con su capital de simpatía intacto, estrena Fuego, un romance de Claire Denis, junto a Juliette Binoche. Encuentro en París. 

Cotton Club

Story. A principios de los ochenta, Robert Evans y Francis Ford Coppola iban por mal camino. Uno se ahogaba en la cocaína, mientras que el otro lo hacía en las deudas. Para sobreponerse, los “hermanos” de El padrino se aferran a un salvavidas de plomo, Cotton Club. Inversores que nadan en aguas turbulentas, un guion a la deriva, un rodaje tormentoso… El transatlántico lanzado por Evans, atrapado en una red legal de casos judiciales, encallará en las costas de la taquilla. A bordo, las estafas, el crimen y los espaguetis estaban en el menú. Esta es la historia de la travesía accidentada de una joya a reivindicar.

Jean-Claude Van Damme

  • La gran entrevista: «Si yo muero, ¿quién será el próximo Van Damme?». Hace unos meses, la información corrió como la pólvora: según se decía, JCVD se había retirado. No es así, por supuesto, sino todo lo contrario. El actor todoterreno, que pronto cumplirá 62 años con casi otras tantas vidas y carreras, comienza su década sesentera reinventándose con dos proyectos de comedia. Adiós a las peleas, ¿bienvenida la introspección? Cuatro horas con el mito.
  • El niño bonito de Bruselas. En los años setenta, Bruselas ve crecer a su futura mayor estrella. JCVD sigue siendo Jean-Claude Van Varenbergh. A los 10 años, era enfermizo, rígido y miope. A los 11, empieza a practicar kárate. Después, todo cambia.
  • La furia del tigre rojo. Cuando llega a Los Ángeles a principios de la década de 1980, no tenía nada: ningún lugar donde dormir, nadie con quien contactar, casi nada de dinero y un inglés balbuciente. Durante seis años, JCVD va de mal en peor, atrapado en una sala de espera. Y, seamos sinceros, la de Los Ángeles no es necesariamente la más agradable del planeta.
  • Sangre y oro. Cuando Jean-Claude Van Damme llega a Los Ángeles y se siente decepcionado. Hasta que el productor israelí Menahem Golan le regala un guion. Su título: Contacto sangriento, una «historia real» sobre un mitómano del dojo que se hace pasar por un agente de la CIA. He aquí cómo una modesta película de serie B rodada en Hong Kong convierte al niño karateka de Bruselas en una auténtica estrella del cine de acción.
  • Los años locos. Todo parecía ir bien para JCVD a principios de los noventa. Sin embargo, Van Damme destrozaría su pedestal con un cincel. Su consumo de cocaína y su comportamiento de diva lo distanciaron poco a poco de la élite de Hollywood. He aquí un resumen de este periodo de deslizamiento en cinco puntos destacados.
  • A corazón abierto. A mediados de la década de 2000, la carrera de Van Damme tocó fondo. El actor era más famoso por su faceta de todoterreno en la televisión que por sus películas, que no se estrenaban desde hacía mucho tiempo. Una propuesta para interpretarse a sí mismo en una increíble película de atracos lo cambiará todo. Un minidisturbio en Bruselas, un cabezazo en un armario y una crisis existencial: la historia de un rodaje con los nervios a flor de piel. 
  • «Sus patadas son aéreas». Su antiguo doble de acción desvela el estilo y la técnica marcial de Van Damme.
  • Van Damme vs Chiquito: duelo en la cumbre. Recuento de un hito ibérico. 
  • El baile de Van Damme. Análisis de un movimiento sexy.